Como lavar las brochas de maquillaje

A más de un año del inicio de la pandemia, les quiero traer un post sobre como higienizar los pinceles para maquillaje. Desde siempre hubo que mantener limpios los instrumentos que nos vamos a poner sobre la cara pero quería aprovechar la ocasión para recordárselo.

Cuando los pinceles están limpios, el maquillaje no solo va a lucir mejor ya que no va a tener manchas ni mezclas de colores que no queremos sino que también vamos a evitar la proliferación de microbios. Esto es importante no solo para maquilladores sino también para uso personal.

Yo prefiero no usar esponjas (o usar descartables pero ahora estoy más ecofriendly) ya que nunca vamos a poder lavarlas al 100%. 

Lo primero que tienen que hacer es lavarse bien las manos con mucho jabón o usar guantes. 

Siempre usen agua tibia ya que ayuda a aumentar la solubilidad pero no muy caliente para no dañar las brochas. Mojen solo las cerdas evitando que el agua toque la virola. 

Hay muchas marcas que comercializan jabón para brochas, en formato líquido o en barra, pero yo nunca compré ninguna. Siempre uso shampoo para bebé. Colocan una gota en la palma de la mano y la barren con las cerdas, haciendo movimientos circulares. Enjuagan y repiten tantas veces como sea necesario hasta que la brocha quede limpia. Después, hacen una ligera presión para sacar el exceso de agua. 

También pueden usar jabón blanco en barra para lavar la ropa. Mojan la brocha y pasan las cerdas por el pan de jabón, las frotan un poco y enjuagan.

Se venden también una especie de huevos de silicona con ranuras para ponerse en los dedos y limpiar las brochas. 

Para secarlas, pueden usar una toalla y luego colocarlas de manera horizontal. Es muy importante que nunca las coloquen en posición vertical con las cerdas hacia arriba ya que el agua puede ablandar el pegamento y causar que las cerdas se suelten.

Limpieza en seco

Para lavar los pinceles sin tener que mojarlos se utiliza alcohol isopropílico entre el 70% al 90% o productos de alguna marca que lo contengan. Esto se usa cuando tenés que trabajar con varias personas en el mismo día y no tenes tiempo para que se sequen. Por esta razón, muchos maquilladores tienen pinceles repetidos en el maletín. Tienen que rociar un poco de alcohol isopropílico en una toalla y pasar el pincel sobre la gota hasta sacar todo el rastro de maquillaje. Esta técnica sirve cuando los pinceles están apenas usados pero si están sucios, les recomiendo la limpieza con agua.

El último paso es rociar los pinceles con alcohol etílico al 70% y esperar a que se sequen. Recién ahí podremos guardarlas o usarlas. Nunca las guarden húmedas.

Idealmente, deberíamos hacer esto cada semana o después de cada cliente en el caso de dedicarnos a maquillar. Admito con toda sinceridad que yo tampoco lo hago tan seguido. Además de que tengo muchas brochas así que recién cuando se me acumulan, o cuando ya no tengo más brochas limpias, es cuando decido lavarlas.

Eso fue todo por ahora. Me encuentran para lo que necesiten en Instagram como lamagienoiremakeup o maladeimaginaire

Sígueme
Melissa Capone
Melissa Capone
Compartir en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.